Noticias Inmobiliarias Agencias Inmobiliarias De los anuncios en el dominical al tour virtual, así ha cambiado el sector inmobiliario en los últimos 20 años

De los anuncios en el dominical al tour virtual, así ha cambiado el sector inmobiliario en los últimos 20 años

Por Noticias
609 Visitas
Inmobiliaria Las Torres

La digitalización ha transformado la manera en la que compradores y vendedores se relacionan, favoreciendo la inmediatez y facilitando los trámites online

El cliente busca sentirse acompañado durante el proceso de la compraventa, pues en ocasiones va asociado a situaciones difíciles como herencias o divorcios, explican desde Inmobiliaria Las Torres

Durante los últimos 20 años, la digitalización ha producido numerosos cambios en todos los aspectos de la vida cotidiana. Una transformación que también ha llegado al sector inmobiliario. Hace dos décadas, buscar una vivienda era sinónimo de acudir a una oficina o señalar, bolígrafo en mano, los anuncios que cada domingo se publicitaban en el periódico.

Los clientes se embarcaban en la aventura de encontrar su hogar ideal a ciegas, pues no se disponía de internet para poder verlo en imágenes y había que funcionar a golpe de teléfono. «Ahora disponemos de herramientas como la publicidad online, los tours virtuales… Todo es más visual. Incluso cuando los clientes tienen que firmarnos documentos tienen la opción de hacerlo digitalmente, y la pandemia aún ha potenciado más esta tendencia», explica Ángela Sebastián, de Inmobiliaria Las Torres, que abrió sus puertas en Avenida Tenor Fleta número 18-20 de la capital aragonesa hace ahora 20 años.

La aplicación de la tecnología en el sector ha permitido al cliente estar más informado y protegido, aunque ha acortado los tiempos y ha llevado a las inmobiliarias a trabajar con mayor rapidez. «Hay que estar atento a las últimas novedades y todo tiene que ser mucho más inmediato. Todo tiene que estar disponible en un clic, tanto la respuesta al cliente como la gestión de la venta», añade Sebastián. Actualmente, también se exige una mayor documentación durante el proceso de venta, lo que en ocasiones lo dificulta, pero, al mismo tiempo, otorga mayores garantías al usuario.

El paso del tiempo también ha modificado la relación entre los distintos agentes inmobiliarios. Si hasta hace unos años primaba el individualismo, hoy en día la colaboración es la tónica habitual. «Tendemos a compartir información, e incluso han surgido asociaciones como Aportalia, a la que pertenecemos, que trabajan para ofrecer un mejor servicio, hacer formación y ayudarnos a mejorar en esta fantástica profesión», comenta Sebastián.

Lo que no ha cambiado, según la inmobiliaria, es lo que busca el cliente cuando acude a contratar sus servicios: «Es una persona informatizada e informada pero que, en esencia, sigue buscando sentirse atendido y percibir que trabajamos por él; busca desentenderse del proceso», señala la agente. Y es que, muchas veces, detrás de las compraventas hay personas que no están pasando por un buen momento. «Una venta puede generar mucho estrés y estar asociada a herencias, divorcios y otros temas complejos que al cliente le puede resultar difícil gestionar», indica.

Dos crisis a sus espaldas

La crisis financiera del 2008 y la irrupción de la pandemia del coronavirus en 2020 golpearon duramente al sector inmobiliario. Como ejemplo, solo durante el último trimestre de 2007, las empresas del sector arrojaron pérdidas por valor de 203,4 millones de euros.

Dos duros temporales que, sin embargo, desde Inmobiliaria Las Torres han sabido capear hasta poder celebrar su vigésimo aniversario con las mismas ganas que cuando comenzaron su actividad en 2001. Las claves, según Sebastián, ha sido el trabajo constante: «Puede parecer un tópico, pero así es. Motivación y, sobre todo, ser conscientes de que con nuestra profesión estamos ayudando a las personas en un proceso muy importante de sus vidas», afirma.

No obstante, la voluntad de ayudar a los demás va mucho más allá de la propia actividad de la inmobiliaria, que siempre ha estado fuertemente comprometida con las causas solidarias. No en vano, se autodenominan la ‘inmobiliaria con alma’. Una de estas acciones fue el proyecto ‘Dona tu manta’, iniciado en noviembre de 2017 tras el acuerdo entre Inmobiliaria Las Torres y el Centro de Día San Blas en favor de las personas sin hogar. En tan solo dos meses, se recogieron 350 mantas y ropa de cama para los más desfavorecidos. En 2018 se presentaron al concurso Inmosolidarios en el que ganaron 3.000 euros que fueron íntegramente donados a la Fundación.

En 2019, batieron todos los récords consiguiendo un millar de mantas y sacos de dormir, algunos de ellos donados incluso desde otras partes de España. En 2020, debido a la covid-19, el proyecto se transformó en ‘Dona tu tupper’. La iniciativa permitió que las personas sin techo pudieran llevarse la comida que habitualmente recibían en el interior de las instalaciones del Centro San Blas, ya que la normativa por la pandemia impedía que se sirviera dentro. «No trabajamos con ladrillos, trabajamos por y para las personas», concluyen desde la inmobiliaria.

You may also like